Origen de un buen briefing

Cuando diseño un logotipo entra en acción todo mi sistema de referencias artísticas, culturales y pasionales (si, eso! films, libros, viajes, investigaciones…). Posteriormente suceden las vinculaciones entre todo esto hasta llegar a la síntesis total de la filosofía profesional a la que se agregan los valores personales y profesionales del cliente. Porque, previamente a ello, ha sucedido la reunión con el cliente y las conversaciones sobre el briefing, que también son partes vitales del proceso. Un buen briefing es la mayor aportación que me puede hacer el cliente y depende de mí guiarlo en esta fase del proceso.

Pero, ¿qué es un briefing?

El término viene de Brief (breve) y es un documento estratégico que entrega el cliente al diseñador para el desarrollo del producto, ya sea el logotipo, branding o la comunicación del mismo. Un brief logrado con técnica y corazón propios, es el primer objetivo a lograr en la creación de su marca. Nos da la coherencia que se traducirá en verdad (autenticidad).

Les contaré una pequeña historia que me sucedió y que fue determinante en mi estrategia para lograr con éxito el briefing que ambos necesitamos expresar en cada proceso de creación de identidad.

“Me llama un cliente y me dice que me han recomendado para diseñarle su logo. Seguidamente me invita a ver el logo de la empresa X y me dice que le gustaría algo así. En fracciones de segundos recordé una historia que me contó un amigo antropólogo, en la que habían dos tribus rivales y cuando una lograba capturar al líder contrario, se comían su corazón para incorporar sus valores de guerrero.”

Gracias a esta experiencia me dediqué a estudiar la comunicación intrapersonal con diferentes técnicas de coaching para lograr un briefing altamente eficaz. Mi conclusión es que ahora mis clientes comprenden que el éxito no está en imitar a la competencia, sino en descubrir su propio poder, distinguir la diferencia entre valor y precio, y reconocer el buen producto que ofrece. Su comunicación tiene que expresar todo esto con la máxima excelencia.

Por último, les invito a disfrutar del magnífico film  Les garçons et Guillaume, à table! (2013) que nos habla de la búsqueda del principio de la coherencia (el brief) en la identidad y el descubrimiento de aquello que nos hace únicos. ¡Disfrútenlo!

 

 

 

 

 

 

Date/time:
Categories: Diseño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *